Qué sucedería si un día, o una noche, un genio te fuese siguiendo hasta adentrarse subrepticiamente en tu más solitaria soledad y te dijese: «Esta vida, tal y como tú ahora la vives y la has vivido, tendrás que vivirla una vez más e incontables veces más; y no habrá en ella nada nuevo, sino que todo dolor y todo placer, y todo pensamiento y suspiro, y todo lo indeciblemente pequeño y grande de tu vida tiene que volver a ti, y todo en el mismo orden y secuencia, e igualmente esta araña y esta luz de luna entre los árboles, e igualmente este instante y yo mismo. Al eterno reloj de arena de la existencia se le dará la vuelta una vez y otra, ¡y a ti con él, polvillo del polvo!». ¿No te arrojarías al suelo y harías rechinar tus dientes y maldecirías al genio que hablase así?

Friedrich Nietzsche. La gaya ciencia.

El eterno retorno se presenta como una reflexión fílmica sobre el papel del ser humano y su destino a través de la rutina, las conversaciones y los movimientos de un grupo de jóvenes migrantes subsaharianos en un espacio bien definido en el imaginario universal, pero a todas luces desubicado; un bosque iluminado por la luna llena.

El viento que atraviesa la maleza parece ordenar las ideas sobre su familia, sus ritos y su historia. Y el sonido pleno de vida y misterio que se despierta y multiplica en la oscuridad parece impedir que hablen de lo más necesario en ese contexto; de la luz, de los sueños.

Ese bosque y esa noche no pertenecen a ningún lugar y no se ubican en ningún tiempo, pueden ser cualquier punto y cualquier momento a lo largo del vasto viaje y la terrible experiencia que parecen estar condenados a vivir cíclicamente nuestros protagonistas.

©2020 | La Maleta Films

ES
EN ES

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?